Enlaces
 

  Encontrados 175
 


RODRÍGUEZ MUÑOZ, Miguel EL GUERRERO DEL INTERFAZ.

Ilustraciones de Maite Centol. 144 pp. 12x17 cm. KRK Ediciones. Oviedo.
En El guerrero del interfaz reúne el autor un conjunto de relatos caracterizados por una sobria ironía no exenta en ocasiones de un amargo pesimismo. Escritor casi secreto, Miguel Rodríguez Muñoz (Mieres, 1946) demuestra en estas páginas una inequívocas dotes de narrador. En sus relatos podrá encontrar el lector parábolas de seres que lo han perdido todo (menos la vergüenza y las ganas de vivir).

3.61 €

 
ampliar imagen
       


FUENTE FERNÁNDEZ, José Antonio - BRAÑA VIGIL, Alejandro. EL HIJO DEL CIRUJANO RODRIGO DE CERVANTES Y ALGUNOS MÉDICOS.

61 pp. Ilustraciones. Enc. editorial. Discurso de ingreso y contestacin en la Real Academia de Medicina del Principado de Asturias. Oviedo, 2007.
Cirujano español, padre del escritor Miguel del Cervantes, nacido en Alcalá de Henares en 1509 y fallecido en Madrid el día 13 de junio de 1585. Nieto del humilde pañero Ruy Díaz de Cervantes, era hijo de los cordobeses Juan de Cervantes(hombre de Leyes, licenciado por la Universidad de Salamanca) y Leonor de Torreblanca (hija de un reputado médico establecido en dicha ciudad andaluza). Su oficio facultativo no implicaba en su época, en modo alguno, la pertenencia a un grupo de elevado rango económico y social, ya que por aquellos tiempos un cirujano ocupaba el peldaño más bajo entre los continuadores del legado de Hipócrates. Eran, en efecto, los encargados de realizar las prácticas curativas más elementales (sangrías, curas de urgencia, suturas menores, reducciones de torceduras y dislocamientos, etc.), labores que, en ocasiones (cuando no había cerca ningún cirujano) solían realizar también los barberos.

12.00 €

 
ampliar imagen
       


CURTIS, Edward S. EL INDIO NORTEAMERICANO. GUERREROS DE ANTAÑO: NES PERCÉS Y WISHHAM.

Enc. en tela de la editorial con sobrecubiertas. 251 pp. 21x15,5. Ilustrado con lminas fuera de texto. Coleccin La Pipa Sagrada. Jos J. De Olaeta, editor. Barcelona, 1994.
Este volumen de la serie de El Indio Norteamericano prosigue con el estudio de las tribus indias de la Altiplanicie iniciado en el volumen anterior. Dos son las principales tribus de que se ocupa, los nez percés y los wishham, además de otros grupos menores. Los nez percés han pasado a la historia por la heroica guerra que sostuvieron contra el ejército norteamericano guiados por su jefe Joseph, a quien sus propios enemigos no dudaron en calificar de estratega genial. Estos indios eran intelectual, cultural y físicamente los lideres de los aborígenes de la cuenca del río Columbia y causaron una fuerte impresión en los exploradores, comerciantes, misioneros y oficiales del ejército que tuvieron ocasión de tratar con ellos. Una rama de la tribu se convirtió al cristianismo, pero la otra, la «conservadora », se mantuvo aferrada a su creencia en la madre tierra y fueron estos motivos religiosos los que fundaron su oposición a separarse de la tierra en que su Creador los había puesto. De ahí siguió la guerra de los nez percés, sobre la que se ha escrito mucho, pero a menudo sobre premisas falsas. Curtis da en este volumen una magnífica crónica de esa campaña, narrada desde el punto de vista indio, con lo que restablece la verdad histórica sobre aquel magno acontecimiento.
Otra parte de este volumen está dedicada a una tribu de características muy distintas, los wishham, habitantes sedentarios de las riberas del río Columbia. El característico caballo de los indios estudiados en éste y en los volúmenes anteriores de la serie se ve aquí sustituido como medio de transporte por la canoa de alta proa típica de las aguas del Pacífico desde el río Columbia hasta Alaska. Se trata de una tribu que poseía esclavos y que estaba saturada de creencias mágicas. Curtis presenta aquí su rica mitología, recogida tras un laborioso trabajo de investigación de campo. Como siempre, las magníficas fotografías de Curtis ofrecen el complemento visual indispensable para la mejor comprensión de las tribus estudiadas.

10.00 €

 
ampliar imagen
       


SALAVERRÍA, José Mª. EL INSTANTE DRAMÁTICO.

82 pp.+1 h. 19,5x13. Enc. editorial. Intonso. Ed. Espasa-Calpe. Madrid, 1934.
España se ha arrojado a la prueba más conmovedora: dar un salto a cuerpo limpio desde el trampolín o la plataforma de la tradición para caer en el ignorado fondo de las estremecedoras contingencias, ¿ha escogido bien su hora? ¿era este el momento oportuno para jugar a las revoluciones? Pero antes haría falta saber si los pueblos pueden elegir la ocasión de sus determinaciones. Algo misterioso y profundo los empuja y obliga a saltar. Ya está. Empujada por alguien, oportuna o extemporáneamente, España se ha lanzado a lo desconocido. Esta obra contiene: Au dessus de la mêlee El transeúnte emocionado Destronamiento y jubilación de Castilla Éxito y desventura de los intelectuales Loa de las estatuas en salvo: El espectro del rey a caballo. La sonrisa del rey empelucado. La diosa iluminada Don Quijote ha sido también jubilado Ante las gradas del Parlamento El signo final.

5.00 €

 
ampliar imagen
       


DELGADO, Luis. EL JABEQUE MURCIANO. Operaciones en Argel.

Enc. en tapa dura con sobrecubiertas. 316 pp. Coleccin Una saga marinera espaola. Edit. Noray. Crdoba, 2011.
El jabeque, fue uno de los buques de la Armada con más intensa, arriesgada y meritoria labor en el Mediterráneo. El protagonista de la historia, el alférez de navío Leñanza, Gigante para nosotros, se recupera de las heridas sufridas en la flotante San Cristóbal, para embarcar a continuación en una de dichas unidades.En esta ocasión, el foco histórico escogido por el autor es el de las jornadas llevadas a cabo contra la Regencia argelina, cuyas embarcaciones corsarias continuaban sembrando el pánico por nuestras costas levantinas y baleares en el último cuarto del siglo XVIII. De forma especial, el lector se encontrará sumergido en las operaciones llevadas a cabo contra la ciudad de Argel en el verano de 1784, vivida por nuestro personaje a bordo del jabeque Murciano, así como las acciones posteriores, más propias de epopeya popular.
Luis Delgado maneja los hilos de la historia naval, embutida en una apasionante trama novelesca, con su habitual rigor y maestría. El lector se verá inmerso en las acciones navales protagonizadas por el jabeque como un miembro más de su dotación, apasionado en la lectura de importantes acontecimientos protagonizados por unidades de nuestra Real Armada.

9.00 €

 
ampliar imagen
       


ORTE LLEDÓ, Alberto . EL JEFE DE ESCUADRA ANTONIO DE ULLOA Y LA FLOTA DE NUEVA ESPAÑA 1776-1778

17X24. 172 pp. Fundacin Alvargonzlez, 2006.
El escenario principal de la aventura narrada en este libro es el océano Atlántico, entre Nueva España y la Bahía de Cádiz. El momento histórico viene acompañado de acontecimientos de gran trascendencia para nuestra Marina y también cambios en las ciencias en que se fundamenta el Arte de Navegar; todos éstos irán apareciendo a lo largo de la obra acompañando a los hechos que se relatan. Pero sobre todo, el lector va a tener ocasión de ver las peculiaridades de las flotas de Nueva España, cómo se organizó el regreso de Veracruz de la última de ellas y cómo era el elemental método de navegación de la época con la incertidumbre que le acompañaba.

15.00 €

 
ampliar imagen
       


GARMENDIA, José Antonio. EL LOCAMERÓN.

205 pp. Ilustraciones en b/n. 21,9x14. Enc. rstica. Imp. Selecciones Grficas. Sevilla, 1975.
Los dibujos de Garmendia no retratan sólo la realidad sevillana o andaluza en la que él vivió, a la que aludió de modo concreto sólo en contadas ocasiones, sino que son chistes de tipos y temas nacionales, encuadrables en cualquier punto de la geografía de España. Podría hablarse, tal vez, de unos chistes y un humor de tradición carpetovetónica. En El Locamerón, demuestra su gusto por ironizar sobre su país, combinando el humorismo escrito con el dibujado con pluma cervantina.
Garmendia fue conocido por su brillante chispa humorística. En el Locamerón se reproducen dibujos publicados en El Correo de Andalucía, donde comenzó a firmar en junio de 1970 con un chiste diario. Los dibujos de José Antonio Garmendia son dibujos verticales de un expresivo y limpio trazo con el que retrata, con efectividad, los tipos humanos de la sociedad española de su época. Su humor desenfadado no estaba exento de una cierta crítica social que, con la pericia del químico que es, rebajaba de vitriolo con unas gotas de esa ternura.
La particular fauna que puebla los chistes de Garmendia está llena de pobres que tienen parches hasta en el bocadillo del texto y que, lejos de hacernos reír, nos hacen reflexionar con sus frases certeras.


10.00 €

 
ampliar imagen
       


ORTIZ DÍAZ, José. EL MISERERE. Glosa Sevillana.

41 pp. 21,5x15. Enc. editorial con solapa con ilustraciones en color. Ayuntamiento de Sevilla. Delegacin de Fiestas de Mayores. Sevilla, 1995.
El Miserere compuesto por el rey David para implorar Misericordia de Dios, se recompone cientos de años después por D. Hilarión Eslava, para que sean los sevillanos los que pidan esa misericordia a través de su música. Prohibido y autorizado en muchas ocasiones, dependiendo que de la interpretación que del mismo daban los padres de la iglesia, ha perdurado hasta nuestros días.

6.00 €

 
ampliar imagen
       


VÁZQUEZ, Antonio EL OSO VISTO POR ANTONIO VÁZQUEZ.

Salvapantallas para ordenador. pp. 12x17 cm. KRK Ediciones. Oviedo.
En esta ocasión Antonio Vázquez ha querido aportar su esfuerzo y su trabajo a la conservación del animal más emblemático de nuestra fauna y ha cedido desinteresadamente a la Fundación Oso de Asturias las imágenes que forman este salvapantallas.

3.91 €

 
ampliar imagen
       


Fernández Sarasola, Ignacio El pensamiento político de Jovellanos.- Seis estudios

x.- 1a. edicin.- 2012.
9788483178867 - Quizás Jovellanos sea, junto con Campomanes y Feijoo, la figura más conocida y destacada de la Ilustración española. Pero, a diferencia de sus conterráneos, el prócer gijonés desarrolló un pensamiento político más elaborado, cuyas influencias se perciben a lo largo de todo el siglo XIX. Lamentablemente, Jovellanos no elaboró un Tratado de política. Su obra más señera en esta materia es, sin duda, la Memoria en defensa de la Junta Central, que no fue redactada con altas pretensiones dogmáticas, aunque trasluce algunas de las ideas políticas capitales de Jovellanos. Aun así, la Memoria solo retrata un momento importante pero efímero en la evolución del ideario político del ilustrado asturiano. Muchas de sus aportaciones más sustanciosas se hallan ocultas entre la correspondencia, en la intimidad de sus diarios, o en los escritos de sesgo pedagógico, artístico, económico o literario. Cuando se cumplen doscientos años del fallecimiento de Jovellanos, resulta conveniente recuperar ese pensamiento político, en ocasiones preterido a favor de otras múltiples facetas del ilustrado. Para ello, se recogen en este volumen seis estudios que tratan de analizar diversas facetas de su ideario.

6.00 €

 
ampliar imagen
       


PALACIO ÁLVAREZ, Alfonso. EL PINTOR LUIS FERNÁNDEZ (1900-1973).

Dos volmenes. Vol. 1. VIDA, OBRA E IDEAS ARTSTICAS: XVI+472 pp. - Vol. 2. DOCUMENTACIN Y CORRESPONDENCIA (Con un apndice fotogrfico): 351 pp. 30 cm. Ilustraciones. Presentado en un estuche. Oviedo, 2008.
En 1924 se instaló en París, ciudad donde permaneció hasta su muerte. Allí entabló una estrecha relación con Picasso, Zervos y el escultor Georges Gilbert, con el que trabajó al poco de su llegada. En París conoció las distintas opciones vanguardistas, reflejadas en etapas sucesivas: asociado al purismo de Ozenfant y Le Corbusier, al neoplasticismo, a los artistas de Abstraction-Creation, al cubismo de Picasso, al que le uniría una gran amistad, colaborando incluso con él en alguna ocasión, y al surrealismo, experiencias que no rechazó totalmente en la elaboración de su personal estilo en el que se integraban de alguna manera, combinando la figuración con rasgos geométrico-constructivos.

60.00 €

 
ampliar imagen
       


BARÓN THAIDIGSMANN, Javier. EL PINTOR Y GRABADOR FERMÍN ARANGO BARCIA (1874-1962).

35 pp,+1 h. Ilustrado con fotografas en color. ENc. en tapa blanda de la editorial con solapas. Museo de Bellas Artes de Asturias. Oviedo, 2001.
Fermín Arango Barcia (Santa Eulalia de Oscos, 9 de abril de 1874 - París, 1962) fue un pintor argentino-español. Aunque nacido en la localidad asturiana de Santa Eulalia de Oscos, emigró muy joven con su familia a Buenos Aires, donde realizó sus estudios artísticos. Más tarde se instalaría en Francia, concretamente en la capital, París, donde tuvo contacto con Picasso, Zuloaga o Camarasa. Regresó en varias ocasiones a España, en 1914, 1919 y 1952. Entre sus obras se encuentran El embarcadero del lago, La tranquera y puerto Hauret, Nocturno, Idilio, Femme, La toilette o Paisaje del Sena. Su pintura ha sido encuadrada dentro del impresionismo. Puede verse un auto-retrato suyo en el Museo de Bellas Artes de Asturias.

6.00 €

 
ampliar imagen
       


MARTÍNEZ ORIA, Andrés. EL RARO EXTRAVÍO DEL VIAJANTE ETERIO EN EL PINAR DE XAUDELLA.

22x15,5. 215 pp. Enc. editorial con sobrecubierta. Estado de conservacin: Nuevo. Editorial Akrn. Len, 2008.
Eterio, representante de artículos de lencería, ve como su rutina da un vuelco el día en que se desorienta en el campo y asiste al aterrizaje de un ovni; es una historia donde se mezclan el costumbrismo y la fantasía, el delirio y la realidad. En `El raro extravío del viajante eterio en el pinar de Xaudella` tiene de nuevo el lector ocasión de entrar en ese fantástico mundo literario de Martínez Oria, en el que las palabras tejen y tejen ideas, sensaciones, alucinaciones y oscuridades del alma, sin poder evitar, al paso de avanzar en la lectura, el caer en la fascinación. Elogiado por intelectuales y críticos de la talla de Víctor García de la Concha, Ricardo Senabre o Joaquín Serrano, por citar a algunos, Martínez Oria nos ofrece en su trabajo bastante más que la perfección formal, o la riqueza del lenguaje, o la innovación que supone trasladar la introspección al primer plano argumental; nos ofrece la reconciliación con la literatura; la recuperación del placer de tener un buen libro entre las manos, y arrancar un tiempo, hoy precioso, para dedicarlo a su lectura.

17.00 €

 
ampliar imagen
       


ALCOLEA NAVARRO. Diego. EL VALLE DE PEÑAMELLERA EN LA EDAD MEDIA

Medidas: 17 x 24 cm. Pginas: 352. Enc. Editorial. Ediciones KRK. Fecha de publicacin: Oviedo, 2010.
El valle de Peñamellera en la Edad Media es una aproximación a la historia de un peculiar concejo del actual Principado de Asturias entre los siglos XII al XVI.
En sus páginas encontramos algunas hipótesis y respuestas sobre las familias que estructuraron el valle, su situación fronteriza entre los reinos de Castilla y de León, los motivos que ocasionaron su absorción por la corona de Castilla, la relación de sus linajes con la nobleza regional (tanto asturiana ocmo de las Asturias de Santillana) o la expansión de sus vecinos por tierras cántabras.
También se analiza someramente la situación socioeconómica de sus vecinos, algunos conflictos en que se vieron envueltos o las luchas de algunas de las familias principales de Peñamellera por defender sus derechos frente a los corregidores.
En definitiva, se trata de un repaso al devenir medieval del valle, fruto del interés por el pasado de Peñamellera, que espeamos abra la puerta a nuevos y más profundos estudios monográficos.
ISBN: 978-84-8367-290-7

40.00 €

 
ampliar imagen
       


SCHWARTZ, Fernando. EL VIAJERO OCASIONAL.

261 pp.+1 h. 21,5x15. Rstica ilustrada con solapas. PRIMERA EDICIN. Ed. Plaza & Jans Editores, S.A. Esplugues de Llobregat, 1989.
Premio Angel Guerra 1989 ciudad de Teguise de Lanzarote.

6.00 €

 
ampliar imagen
       


BAGÜÉS, Ventura. ESCRITORES TAURINOS ESPAÑOLES DEL SIGLO XIX.

253 pp.+1 h. 15,5x11. Fotografas. Biblioteca de la Fiesta Brava. Barcelona, 1927. (pero edicin facsmil 1993 realizada con motivo de la XVI feria del libro antiguo y de ocasin en Sevilla)
Del prólogo de Segundo Toque: El escritor taurino no deja de ser un elemento relacionado con la fiesta hispana, y, sin embargo, queda preterido en cuantas obras de ella se ocupan. La primera obra de recopilación del siglo pasado fue indudablemente la Historia del toreo, de Bedoya, y en él solo se encuentran, como elementos constitutivos de la afición, toreros, toros y plazas. Cuanto de toros se había escrito antes de la publicación del libro citado, andaba desperdigado, y Bedoya se encargó de reunirlo sin hacer apenas mención de sus autores. Neira dio mucha mayor amplitud al trabajo de recopilación iniciado por Bedoya, mas, al querer abarcar tanto, incurrió en lamentables errores y en mucho más lamentables omisiones. Su Diccionario taurómaco es una orientación muy útil, pero solo una orientación. Al tratar de los escritores taurinos es poco preciso y por regla general olvidadizo. Obras de tan gran extensión acostumbran a ser poco cuidadas; en cambio otras que se limitan a tratar de determinada rama de la afición son más precisas, más claras y, sobre todo, en lo concerniente a su especialidad, más completas. Los escritores taurinos han sido poco menos que olvidados por los mismos escritores taurinos. A subsanar esta deficiencia ha acudido mi buen amigo don Ventura Bagüés publicando en el acreditado periódico El Día Gráfico unas semblanzas de los escritores taurinos del siglo XIX más conocidos, trabajo notable que a requerimiento de muchos aficionados ha recopilado en el presente libro. Los escritores taurinos pretéritos de los cuales se ocupa el señor Bagüés son tratados con perfecto conocimiento de los que fueron y con juicio desapasionado, sin extremar el elogio ni la censura. Falta uno, el autor del libro, y si alguno sobra es el autor del prólogo.

5.00 €

 
ampliar imagen
       


FERNÁNDEZ DE LA REGUERA, Ricardo - MARCH, Susana. ESPAÑA NEUTRAL (1914-1918). (Episodios Nacionales Contemporáneos).

PRIMERA EDICIN. 423 pp.+3 hh. 21x13. Tela editorial con sobrecubierta. Ed. Planeta. Barcelona, 1967.
La Gran Guerra, que cambió la faz del mundo, terminando con los últimos vestigios del siglo XIX que aún persistían en la sociedad de la época, ofrecio a España, por su neutralidad, la ocasión, desaprovechada sin embargo, de resarcirse de los aún recientes desastres coloniales y transformarse de nuevo en una gran nación. Los conflictos sociales, cada vez más exacerbados, el paulatino aumento del republicanismo, las grandes fortunas surgidas al socaire del sangriento drama europeo, todos los problemas que se plantearon sobre la piel de toro, han sido valientemente abordados por los autores.

10.00 €

 
ampliar imagen
       


ESTAMPAS DE LA IMPRENTA REAL. Calcografía de Madrid.

Infolio. XII Feria del Libro Antiguo y de Ocasin. Grficas L. G. Madrid, 1988.


14.00 €

 
ampliar imagen
       


GARCÍA MURCIA, Joaquín (editor). ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES / LIBERTAD SINDICAL / HUELGA

Edicin actualizada a 1-1-2016. Colaboradores: Juan Jos Fernndez - Carolina Martnez Moreno - Mara Antonia Castro - Susana Rodrguez Escanciano - Ignacio Gonzlez Rey - Yolanda Snchez-Urn - Flix Salvador Prez. 16,5x23,5. 112 pp. Ed. KRK. Oviedo, Enero 2016.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2).

9.95 €

 
ampliar imagen
       


GARCÍA MURCIA, Joaquín (editor) ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES / LIBERTAD SINDICAL / HUELGA / Edición actualizada a 31 de julio de 2014

Edicin preparada porJoaqun Garca Murcia, dir.Juan Jos Fernndez Domnguez. Carolina Martnez Moreno. Mara Antonia Castro Argelles. Susana Rodrguez Escanciano. Ignacio Gonzlez del Rey. Yolanda Snchez-Urn.Flix Salvador Pre 16,5 x 23,5. 112 pp. enc. editorial. Ed. KRK. Oviedo, septiembre 2014.
ISBN: 978-84-8367-468-0.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2).
JOAQUÍN GARCÍA MURCIA. Madrid, 31 de julio de 2013

7.85 €

 
ampliar imagen
       


GARCÍA MURCIA, Joaquín (editor) ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES / LIBERTAD SINDICAL / HUELGA. Edición actualizada a 30 de agosto de 2015

Edicin preparada por Joaqun Garca Murcia, dir. - Juan Jos Fernndez Domnguez - Carolina Martnez Moreno - Mara Antonia Castro Argelles - Susana Rodrguez Escanciano Ignacio Gonzlez del Rey -Yolanda Snchez-Urn - Flix Salvador Pre. 16,5x23,5. 112 pp. Enc. editorial. Ed. KRK.
ISBN: 978-84-8367-502-1.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2).
JOAQUÍN GARCÍA MURCIA.

9.95 €

 
ampliar imagen
       


GARCÍA MURCIA, Joaquín (editor) ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES.

16x24. 96 pp. Enc. editorial. Ed. KRK. Fecha de publicacin: septiembre 2013. Edicin preparada por Joaqun Garca Murcia (dir.), Carolina Martnez Moreno, Mara Antonia Castro Argelles, Ignacio Gonzlez del Rey Rodrguez y Flix Salvador Prez
ISBN: 978-84-8367-429-1.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2).
JOAQUÍN GARCÍA MURCIA. Madrid, 31 de julio de 2013.




7.85 €

 
ampliar imagen
       


ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES. LIBERTAD SINDICAL. HUELGA.

Edicin actualizada a 31-7-2018 Colaboradores: Juan Jos Fernndez Carolina Martnez Moreno Mara Antonia Castro Susana Rodrguez Escanciano Ignacio Gonzlez Rey Yolanda Snchez-Urn Flix Salvador Prez. 16,5x 23,5. 144 pp. Ed. KRK.Oviedo, 4 de septiembre de 2018.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2).JOAQUÍN GARCÍA MURCIA
ISBN: 978-84-8367-615-8


10.95 €

 
ampliar imagen
       


GARCÍA MURCIA, Joaquín ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES. LIBERTAD SINDICAL. HUELGA. PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES Y DERECHOS DIGITALES.

Edicin actualizada a 31-7-2019. Colaboradores: Juan Jos Fernndez Carolina Martnez Moreno Mara Antonia Castro Susana Rodrguez Escanciano Ignacio Gonzlez Rey Yolanda Snchez-Urn Flix Salvador Prez. 16,5x23,5. 160 pp. Ed. KRK. Enc. editorial. Oviedo, septiembre de 2019.
El primer texto del Estatuto de los Trabajadores fue aprobado por la Ley 8/1980, de 10 de marzo (BOE de 14 de marzo), que dio cumplimiento así al mandato dirigido al legislador por el artículo 35.2 de la Constitución. Ese texto inicial, que estuvo vigente desde el día siguiente al de su publicación oficial, experimentó no obstante una amplia serie de reformas desde aquella fecha, entre las que destacan, por su amplitud y profundidad, las efectuadas por la Ley 32/1984, de 2 de agosto (BOE de 4 de agosto), y por la Ley 11/1994, de 19 de mayo (BOE de 23 de mayo).
A la vista de esa situación, la Ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autorizó al Gobierno a elaborar un texto refundido del Estatuto de los Trabajadores, al que se habían de incorporar las modificaciones introducidas en el texto original tanto por esa misma disposición legal como por otras disposiciones legales precedentes, identificadas y enumeradas a tal efecto (disposición final séptima). Dio para ello un plazo de tres meses desde su entrada en vigor. La Ley 4/1995, de 23 de marzo (BOE 24 de marzo), reguladora del permiso parental y por maternidad, mandó incluir sus novedades en el texto que ya se preparaba, con reiteración del pertinente encargo al Gobierno (disposición final).
Mediante Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE de 29 de marzo), fue aprobado el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores actualmente vigente, que entró en vigor el día 1 de mayo de ese año de 1995. Pero esa versión del Estatuto de los Trabajadores también ha sufrido desde entonces numerosas reformas, entre las que pueden citarse las efectuadas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre (BOE de 18 de septiembre), por el Real Decreto-ley 7/2011, de 10 de junio (BOE de 11 de junio), y por la Ley 3/2012, de 6 de julio (BOE 7 de julio). La Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado viene proporcionando sucesivamente el texto consolidado resultante de las mismas, aunque con carácter informativo y con la precisión de que no tiene valor jurídico.
Vale la pena reseñar un par de datos en esta trayectoria temporal del Estatuto de los Trabajadores. Por una parte, el texto ha ido creciendo incesantemente con el paso del tiempo, de lo que da idea, simplemente, el paso de las 17 páginas que ocupaba el texto original en el diario oficial de 1980 a las 35 páginas que ocupó la versión publicada en 1995, número bastante inferior, por lo demás, al que tendría una hipotética publicación oficial del texto vigente en la actualidad. Por otra, de los tres Títulos iniciales (con un número total de 92 artículos) se pasó a cuatro en 1995 con la incorporación de la materia relativa a infracciones y sanciones (que elevó a 97 el número de preceptos ordinarios), para volver a la estructura original de tres Títulos unos años después, con ocasión de la aprobación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social por Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto (disposición derogatoria.2). JOAQUÍN GARCÍA MURCIA

11.00 €

 
ampliar imagen
       


GIVANEL Y MÁS, Juan. EXAMEN DE INGENIOS I. Apostillas, comentarios y glosas al comentario del Don Quijote editado por D. Francisco Rodríguez Marín.

Intonso. 123 pp.+2 hh. 18,1x11,4. Imp. Fortanet. Madrid, 1912.
El cervantista Juan Givanel y Mas fue, tal vez, el primero en censurar detenidamente la edición del Quijote presentada por Rodríguez Marín, si bien desde la predominante perspectiva linguístico-gramatical de las notas y comentarios, sin apartarse de los métodos tradicionales empleados en la misma edición. En su Examen de ingenios, empieza por desagradarle la falta de respeto de Rodríguez Marín frente a las ediciones del Quijote debidas a Clemecín y Cortejón. Givanel, continuador de la obra de Cortezón, afirma que sigue en pie, a pesar de los defectos señalados. Precisa algunos débitos de la labor de Rodríguez Marín a su menospreciado antecesor Diego Clemecín, rectificado en muchas ocasiones y utilizado ocultamente en otras tantas. Tarea esta última a la que había de unirse otro cervantista posterior, Astrana Marín. Celillos retrospectivos de apasionados cervantistas.

10.00 €

 
ampliar imagen
       

 

[1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] 

 

 
         
   
 
      Barrio Río 2 - Piñeira
27710 Ribadeo. Lugo
Tfno: 684636505.